3/2/15

El Arcipreste de Hita: el Libro del buen amor

Hoy os presento un autor realmente singular, Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita. Un escritor de una sola obra, el Libro del buen amor, que ha pasado a la historia de nuestra literatura. En ella vemos claramente el inicio del declive del mister de clerecía puesto que rompe con algunos de los rasgos más característicos. 

¿Y por qué digo que es un autor singular? Por una parte, porque en su (única) obra, pese a que se supone que tiene intención moral (enseñar cómo el amor divino es superior al terrenal o humano), en realidad, es bastante ambigua. Además, él mismo tenía una personalidad tan llamativa como misteriosa. 

El libro del buen amor


Es un extenso poema de unas 1.700 estrofas, una falsa autobiografía amorosa del Arcipreste (un religioso de cierta importancia en la jerarquía eclesiástica) que trata temas muy distintos. De hecho, no se encuadra en ningún género de la literatura anterior sino que compila temas que habían inspirado a los poetas medievales. 

El autor describe una serie de episodios y aventuras sentimentales en primera persona y nos las presenta a modo de lección y advertencia. Es un amante que lo intenta una y otra vez pero siempre fracasa.  Así, la concepción del amor del Arcipreste oscila entre el "buen amor" (el de Dios) y un amor con tintes naturalistas. 

Elementos que componen la obra: 

1. Como eje central encontramos la novela 'amorosa' contada de forma autobiográfica. 
2. Amplia selección de fábulas de origen oriental, latino o de fabliaux franceses que se incluyen en las aventuras como elemento didáctico. 
3. Reflexiones morales, ascéticas y satíricas sobre, por ejemplo, los pecados capitales. 
4. Una glosa del Ars amandi de Ovidio
5. Algunos episodios alegóricos como la batalla de don Carnal y doña Cuaresma. 
6. Composiciones líricas variadas (serranillas, cantos a la Virgen...)

Personajes:

- Las aventuras amorosas están protagonizadas por figuras femeninas de diferente condición: jóvenes (como Cruz Cruzada), solteras, viudas (como doña Endrina o la viuda lozana y rica), urbanas, rurales, pobres, ricas y la monja doña Garoza...  El Arcipreste muestra en la mayoría de ocasiones una actitud misógina hacia ellas (las mujeres son su presa) pero también hay algunas que le producen ternura. 

- Además, en casi todas las aventuras, también participa un mensajero o mensajera como Ferrán García, el degenerado don Hurón y, especialmente, la vieja y sabia Trotaconventos. 

Métrica utilizada:

- Cuaderna Vía: estrofa de cuatro versos alejandrinos (14 sílabas) con rima asonante
- Otras formas métricas de arte menor 


Si queréis saber más sobre esta obra, 

También podéis visitar estos enlaces:
Cervantes Virtual 

A por ello,


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada