9/4/15

Garcilaso de la Vega

Después de haber trabajado las características fundamentales del Renacimiento (sin las que no podríamos entender su literatura), pasamos a conocer a uno de los máximos exponentes en la lírica de este periodo, a Garcilaso de la Vega. En sus escritos podremos observar la mayoría de esos rasgos que comentamos el otro día. Veamos. 


Garcilaso de la Vega (1501-1536) tenía un origen noble y representa a la perfección el ideal del caballero cortesano renacentista, es decir, un hombre de 'armas y letras' (soldado, hombre de palacio,  diplomático, poeta y amante). Su amada, Isabel Freyre, es su máxima inspiración. Sin embargo, su historia no fue idílica en ningún caso. En 1526 la conoce (él ya estaba casado)
y tres años más tarde es ella la que se casa y causó así una gran crisis en el poeta. En 1531 es condenado al destierro por haber asistido a una boda en contra de la voluntad del emperador. Es entonces cuando entra entra en contacto con la literatura italiana. En 1534, la muerte de Isabel Freyre le deja conmocionado y muere solo dos años después.

 Su obra 

Es poco extensa: 38 sonetos, 5 canciones, 3 églogas, 2 elegías, 1 epístola y algunas coplas en versos octosílabos. Los expertos dividen su producción poética en dos etapas:
1. Hasta 1531-1532: antes de entrar en contacto directo con la literatura italiana. Sus poemas tienen una gran influencia de la poesía castellana del siglo XV.
2. A partir de 1532: Garcilaso se relaciona en Nápoles con poetas y humanistas italianos y asimila el espíritu renacentista. En esta época escribe lo mejor de su producción.

Su estilo

Como he dicho en la introducción, en la obra de Garcilaso podemos observar claramente las corrientes estéticas de la época. Su estilo se basa en la selección del léxico y las imágenes, según el principio renacentista de armonía y sencillez. El tono melancólico y suave resulta del empleo de las nuevas formas italianizantes como medio para expresar los sentimientos. Su tema principal es el amor. 


Sus temas

*Temas mitológicos
*Temas amorosos (amor idealizado que se presenta como una verdadera emoción personal, íntima y sincera)
*Vida pastoril e idealización de la naturaleza (los seres viven en perfecta armonía con la naturaleza)
*Antropocentismo renacentista (episodios de su vida personal)
*Deseo continuo de apresar el tiempo 

Las églogas 

Las églogas son unas composiciones líricas en las que unos pastores relatan sus historias de amor siempre rodeados de esa naturaleza idealizada tan renacentista (locus amoenus). Garcilaso consigue mezclar en ellas los principales temas del Renacimiento: el amor, la naturaleza y la mitología. El autor escribe esta obra tras regresar de Italia y justo cuando se produce el fallecimiento de Isabel Freyre (que, sin duda, le afectó mucho).
 El autor se desdobla en los pastores Salicio y Nemoroso. El primero se queja del abandono de Galatea mientras el segundo se lamenta por la muerte de su amada Elisa. En ambos casos, Garcilaso se está refiriendo a Isabel Freyre. 

Los sonetos

Son ya plenamente renacentistas.



¡Seguimos! 



 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada