15/10/14

Trucos para escribir I: mapas de ideas

Escribir es muy difícil. No se me ocurre nada. No tengo imaginación. Yo no sirvo para esto. Nunca se me ha dado bien. Es un rollo.

Consejos para escribir con mapas de ideas

Estas son afirmaciones habituales en muchos de vosotros. Y, ¿sabéis qué?, es mentira. Todos valemos para escribir. Todos.

Pero, entonces, ¿por qué no se me ocurre nada?
Pues el motivo es muy fácil: por falta de costumbre. No tenemos hábito de escribir o no el suficiente. Es decir, si cada día le dedicáramos aunque fuera cinco o diez minutos, nos sería infinitamente más fácil.

Vale, vale, pero ¿qué puedo hacer para tener ideas?
Existe un síndrome llamado el de la 'página en blanco'. Es una angustia provocada por la necesidad de escribir algo y la falta de ideas. A continuación os presentaré algunos de los trucos para que ese arranque no nos resulte tan complicado.

Eso sí, las pondré en distintas entradas para que podamos ir practicándolas poco a poco. Están extraídas del libro 'La cocina de la escritura' de Daniel Cassany, uno de los máximos expertos en esta temática. Como este autor dice 'el proceso de escritura es difícil de accionar, como todas las máquinas. Es posible que no encontremos ideas o que no nos gusten (...). Nos bloqueamos, nos sentimos mal, y pasan y pasan los minutos en balde. Si la situación se repite muy a menudo, empezaremos a desarrollar miedos y fobias a la letra escrita, a la situación de ponerse a escribir'. Como veis es bastante habitual vuestra sensación, así que, vamos a solucionarla.

Truco I: Mapas y redes de ideas

Como ya hemos visto en otras entradas (aquí), los mapas conceptuales son una forma magnífica de presentar nuestras ideas de forma muy visual.

✏✏ Procedimiento:

Paso 1: Elige la palabra clave principal sobre el tema que quieres escribir (por ejemplo, 'peligros de internet') y ponla en un círculo (en el centro de la hoja)

Paso 2: Apunta todas las palabras que relaciones con ellas y ponlas también en círculos y únelas con aquellas con las que se relacionen (por ejemplo: redes sociales, problemas de estudio, dinero, gente que se engancha a internet, mi opinión). 

Todo el proceso es muy rápido y este esquema se convierte en una excelente guía para tu redacción. Podrás ir siguiendo el orden que hayas pensado para tus ideas (puedes poner números en tu mapa mientras lo haces o al terminar) y utilizando los marcadores textuales para ir uniéndolas de forma coherente. 

http://blog.bloguzz.com/2012/mapa-conceptual-blog/

¿Qué? Es fácil ¿verdad?.  Como he dicho al principio, el hábito es lo que más ayuda a convertirse en un buen escritor. Cuanto más practiquemos, más sencillo nos resultará y, por tanto, más nos gustará.

 Así que, ¡a por ello! :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada